Home arrow Música arrow Corona Capital arrow “¡No muros, Fuck Trump!”: Green Day
Home  Contacts

musica

 
 
     
 

Siguenos
Entertainment SG

twitter  
facebook

“¡No muros, Fuck Trump!”: Green Day PDF Print E-mail
Written by Radiogirl (Tania Sánchez)   
Nov 25, 2017 at 01:15 PM

Image
Billie Joe Armstrong. Foto Ocesa
  * Con sombreros mexicanos, bigotes de utilería, tequila, confeti, y covers de Ramones, McCartney y los Rolling Stones enloquece al público

* “Fuck Facebook, fuck Twitter, fuck Instragram. ¡Vivan el presente!”, insta Billie Joe a su público

Por dos, tres minutos quizá, fue un rockstar. Con larga cabellera, botas y playera sin mangas, tomó el micrófono sobre el escenario principal del Festival Corona Capital y alentó al público a levantar el puño, mientras interpretaba Longview, de Green Day, la banda que lo invitó al estrado y tocaba a su lado. El hombre, tras cantar y bailar, se lanzó por los aires -al estilo Iggy Pop- hacia la multitud enardecida. Pero antes, había sido arropado con la bandera de México por Billie Joe Armstrong, vocalista del grupo californiano, que durante su actuación la noche del pasado domingo trascendió del grito “¡Viva México!” al reclamo: “No Muros, No fucking Donald Trump”......


¿Quién creen que esté más loco? ¿Este lado o este otro?”, preguntaba Armstrong mientras cantaba ese tema del álbum Dookie (1994); sin embargo, los miles de asistentes mostraron su fervor desde antes de que la banda apareciera en el entarimado, justo cuando las primeras notas de Bohemian Rhapsody -tema al que el público unió su voz- anunciaron que los 13 años de espera por los de Berkeley en tierra azteca llegaban a su fin. En tanto, para la banda, esa noche significaba el cierre de su gira Revolution Radio ante un estrado abarrotado.


Otro himno mundialmente conocido, pero ahora del punk, incrementó aún más la adrenalina: Blitzkrieg Bop, del grupo neoyorkino Ramones, fue el tema con el que Drunk Bunny -la mascota de la banda- y un hombre vestido con tutú dieron la bienvenida oficial al show y comenzaron a calentar motores para la fiesta que se avecinaba, que aunque comenzó de manera solemne con las notas de Also Sprach Zaratustra, de Richard Strauss, culminó con un gran derroche de energía que elevó la temperatura y cerró con broche de oro la octava edición del maratón musical, que ese día registró una asistencia de 82 mil 800 personas, según los organizadores, en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez.


“¡Viva México!” fue el saludo de Armstrong a sus fans apenas apareció ante la multitud para arrancar con Know You Enemy, una pieza en donde se dio la primera sorpresa de la noche, pues invitó a un fan al escenario (como lo haría dos veces más durante el concierto) a cantar un fragmento. Después, el líder de la banda le da instrucciones al joven, quien termina lanzándose por los aires para hacer ‘crowd surfing’.


Image
'Drunk unny', la mascota de Green Day en el Corona Capital 2017. Foto Ocesa/Lulú Urdapilleta


“¡Viva la Revolución!”

“¿Están listos? ¡No puedo creerlo! Esta noche será una celebración para el rock and roll”, dijo el también guitarrista antes de interpretar Bang bang, y después el grito -en español- de Billie Joe: “¡Viva la Revolución!”, mientras suena Revolution Radio, del álbum más reciente del grupo, en el que dejaron ver los primeros efectos de fuego sobre el entarimado.


Le siguió Holliday, en la que el líder de la banda gritó -en inglés-: “No racismo, no sexismo, no homofobia” y arremetió contra el presidente de Estados Unidos: “¡No muros, no fucking Donald Trump! ¡Esto es México!”, mientras levantaba la bandera nacional. Sin embargo, la adrenalina de los miles reunidos frente al trío llegó a tope con Letterbomb, en la que Billie Joe, también expresó: “Esta noche no habrá mierda negativa, no mentiras, no corrupción, porque es una celebración del rock and roll. Este es el último show de la gira, la mejor que hemos tenido, y ¡es en México! ¿Quieren enloquecer ahora? ¡Muéstrenme!”


La multitud respondió con un “Oe, oe, oe, oe, Green Day, Green Day” y desde ahí alguien le lanzó un corazón (de tela) en forma de granada, parte del diseño del álbum American Idiot (2004), un material conceptual en el que la mayoría de los temas muestran una oposición al gobierno estadounidense, en ese entonces, bajo la dirección de George W. Bush.


“¡Me van a hacer llorar ahora! Esta canción va dedicada a aquellos que se han sentido como un ‘freak’, un ‘bicho raro’, ‘extraños’”, expresó el guitarrista, mientras sonaban las primeras notas de Boulevard Of Broken Dreams, en la que se unieron miles de gargantas para acompañarlo. “Verlos cantar es hermoso”, gritó Armstrong con una sonrisa mientras alentaba al público a continuar: “No graben, Fuck Facebook!, Fuck Twitter!, Fuck Instagram! ¡Vivan el presente!”


Image
Green Day en su actuación en el Festival Corona Capital. Foto tomada de Facebook


Tras presentar a Tré Cool, el baterista, Billie Joe expresó: “Si se saben la letra, cántenla”, y dio paso a Longview, donde subió el segundo fan al entarimado, quien se convirtió en un integrante más de la banda por unos minutos. Siguió Youngblood y luego otra rola muy antigua: 2000 Light Years Away, “Viene en el disco de 1991”, dijo Armstrong en referencia a Kerplunk!; y en medio de la canción sacó pistolas de agua para rociar al público, al grito “¡Viva México!”.


Así, siguieron al hilo Geek Stink Breath, F.O.D, Nice Guys Finish Last, Hitchin’ a Ride -en la que lanza besos al público y los hace competir en ovaciones- Waiting, When I Come Around -en la que uso un enorme sombrero-, She, Minority -en la que presentó a la banda, integrada también por Mike Dirnt en el bajo, y a Jason Freese, multi-instrumentistas de apoyo, y en la que Billie Joe gritó “Esto es realmente increíble”- y St. Jimmy.


Image
Billie Joe Armstrong, vocalista de Green Day. Foto Ocesa/Lulú Urdapilleta


“¡Tequila!”

Entonces, una fan fue protagonista de la tercera sorpresa de la noche; pues mientras la banda tocaba Knowledge, un cover a Operation Ivy, su líder preguntó al público quién sabía tocar la guitarra. La elegida fue una chica, a quien Armstrong le dio un curso express de los acordes a tocar. Al final, ella logra seguir el ritmo del grupo, lo que al concluir el tema le vale que Billie Joe,-ante la sorpresa de la multitud, le obsequie el instrumento.


La fiesta continuó con Basket Case, un clásico del álbum Dookie, que elevó a tope la adrenalina e hizo sacar fuerzas de donde se pudiera a los asistentes, algunos brincaban en medio de abrazos multitudinarios, pues la temperatura ambiente había descendido rápidamente. Sin embargo, fueron los guiños de la banda a la fiesta mexicana los que terminaron por prender el ánimo: Jason, el guitarrista, usó un sombrero de mariachi y bigotes al estilo Zapata, y mientras sonaba el tema, en el que el hombre del tutú rosa volvió a aparecer corriendo por todo el escenario, el letrero con el nombre de la banda se encendía con los colores patrios: verde, blanco y rojo. “¡Esto es (saber) cómo divertirse!”, gritó Armstrong más adelante.


Image
Billie Joe, Tre' Cool y Mike Dirnt. Fotos Ocesa/Lulú Urdapilleta


“No puedo esperar a que las mujeres dirijan el mundo”: Billie Joe

Enseguida, la poderosa y rapidísima interpretación de King For A Day permitió a Jason hacerse del entarimado con su poderoso saxofón e hilar el tema con un cover a The Champs: Tequila (1958), un breve fragmento que de inmediato tuvo eco entre la multitud, sorprendiendo así al músico de apoyo de los de California, quienes no permitieron ni un segundo de descanso y, entonces el del tutú tomó el del micrófono y soltó “You’ve been so good to me” para dar paso a Shout, que unieron a Always Look On The Bright Side Of Life -de la autoría de Eric Idle- y para la que ya Billie Armstrong se había acostado en el piso.


Explicó: “No puedo esperar a que las mujeres dirijan el mundo. Frente a cada hombre hay una mujer poderosa. Es verdad; y tenemos que hacer que los políticos lo entiendan. Ese es el futuro. ¡Amo México! Estoy cansando de leer los periódicos y ver tanta corrupción, somos ejemplo de amor, pasión y locura, de cómo las personas pueden convivir juntas”.


Image
(Izq) Billie Joe y uno de los fans en el entarimado. Foto Ocesa/César Vicuña. (Der) Drunk Bunny. Foto tomada de Twitter @GreenDay


Entonces, las Satánicas Majestades fueron convidadas al popurrí con Satisfaction, y después el Cuarteto de Liverpool con Hey Jude, tema que logró un coro multitudinario. Enseguida, Armstrong, ya de pie, dio paso a Still Breathing -en el que apareció una cortina de fuego por detrás del escenario- y Forever Now.


La salida en falso solo ayudó a enardecer al público a la vuelta con American Idiot y Jesus Of Suburbia. Otra salida en falso dio paso a un mini set acústico -con solo Billie Joe sobre el escenario- con 21 Guns y Good Riddance (Time Of Your Life) en el que el confeti brotó desde el frente del entarimado y se esparció sobre la multitud, mientras ésta -con el ánimo encendido y aun con la estrofa del último tema: “It’s something unpredictable, but in the end it’s right, I hope you had the time of your life”, resonando en lo alto- comenzó el éxodo a casa.


Síguenos en Facebook: www.facebook.com/EntertainmentSG y/o Twitter: @enterteinmentsg y @Ok_Tania.


Image
Green Day cerró con broche de oro su gira 'Revolution Radio' y la octava edición del Corona Capital 2017. Foto tomada de Facebook

Te recomendamos:

Todo listo para el Corona Capital 2017

Revelan cartel para el Corona Capital 2017

Fotogalería: Corona Capital 2016, entre mensajes de libertad y homenajes

 

 

 

 

 

 


Designed by:
phpBB hosting SG templates